ALIANZA FEDERALISTA

Los retos que impuso a México la pandemia de Covid-19 dejaron al descubierto deficiencias y excesos del pacto federal, que lo orillan, en una primer vertiente, a la disfuncionalidad y, en otra segunda, a tentaciones centralistas. De cara a ello, surge la Alianza Federalista como un espacio de encuentro, deliberación, prospectiva, acuerdos y colaboración en la pluralidad y especificidad de diez Estados preocupados por atender las crecientes necesidades y exigencias de sus poblaciones en un contexto nacional marcado por el distanciamiento, la displicencia y la polarización en el trato de la federación hacia los estados de la República.

Antecedentes:
La contingencia sanitaria de 2020 sacó a flote ingentes preocupaciones, disparidades y retos entre las entidades federativas, al tiempo de enfrentarlas a una crisis financiera derivada de políticas económicas de dudoso sustento técnico y la ausencia de una estrategia integral, diálogo efectivo y coordinación eficiente para contrarrestar los efectos negativos de la pandemia en la salud del mexicano, así como de la crisis económica en la planta productiva, hogares mexicanos y funcionalidad y eficacia gubernativas. No hay un solo sector productivo ni franja social que no haya sido severamente golpeada por las omisiones en el combate a la pandemia y la crisis económica.

Ante el vacío y contradicciones en las directrices federales, desde abril de 2020 algunos Estados decidimos tomar la iniciativa, adelantarnos y sumar esfuerzos en políticas, estrategias y acciones conjuntas que a la postre dieron vida a un espacio de auténtica colaboración, sin tintes partidistas, regido bajo la máxima de dar resultados palpables de cara a la ciudadanía y al propósito de pugnar por una revisión dentro de los cauces constitucionales de nuestro federalismo, con miras a ponerlo al día, fortalecerlo, hacerlo funcional, justo, perdurable y eficaz.

Al día de hoy, la Alianza Federalista está integrada por los Estados de Aguascalientes, Chihuahua, Coahuila, Colima, Durango, Guanajuato, Jalisco, Michoacán, Nuevo León y Tamaulipas; no obstante, la urgencia de un diálogo nacional real, leal y efectivo, ante una perspectiva centralista y concentradora de poder y recursos, hacen de éste un espacio federalista por excelencia, abierto a la pluralidad y buena fe, baluarte de la democracia y la fortaleza de la Unión. No existe en nuestra agenda aliento de secesión, nuestra convocatoria es a todos y en favor y fortaleza de todos, en lo particular y en conjunto, empezando por el poder federal mismo.



#AlianzaFederalista